EL MATRIMONIO Y OTROS DETALLES


La familia: Un proyecto de vida
Es común establecer metas  y objetivos en el ámbito personal, empresarial, y aun para las cosas menos importantes de la vida como la diversión y el entretenimiento.
Sin embargo  la ausencia de una visión definida, metas, objetivos están ausentes aun en hogares constituidos adecuadamente a pesar que la familia es el  proyecto más importante de la vida, es  la  riqueza  más grande, la empresa más importante que el hombre puede formar y  edificar.
Sin embargo pocas personas,  tienen un proyecto  con  una visión clara y definida  para su familia más allá de  ideas generales de vivir felices para siempre.
Es urgente en la sociedad de hoy tener una  visión clara para  influir positivamente en  las generaciones futuras, y no dejar al azar, la formación de de los miembros  y relación familiar madura y fortalecida  o todas las cosas que se han propuesto  hacer como padres y conyugues.

La familia  el único  vínculo  humano que facilita enfrentar las situaciones difíciles de la vida  y su transcendencia puede llegar a ser eterna es  ideal para dejar huellas en las generaciones futuras   por medio de la formación con  principios y valores morales, desarrollar seguridad, confianza de sí mismo y en otros.
El proyecto familiar debe partir de la  visión  de cambio  continuo para mejorar, la pareja conyugal debe adquirir el compromiso de ser compañeros para toda la  vida compartiendo los tiempos de  alegría y tristezas.
También es esencial fundamentar la relación familiar en convicciones fuertes de creencia en Dios y desarrollo de virtudes como: amor, sinceridad, respeto  a la individualidad, trabajo en equipo, buscar siempre  la  excelencia en todo lo emprendido.
El establecer un proyecto familiar es seguir  una  visión clara que ayuda a establecer metas reales, definir los valores que desea desarrollar en la vida de sus miembros  y dirigirse a una dirección establecida.





¿Qué relación existe entre el dinero, el empleo y la familia?

Es un tema interesante para su discusión, que requiere respuestas vigentes a esta situación actual familiar. Conociendo Dios el afán del hombre caído en cuanto al trabajo, para evitar el producir situaciones conflictivas puso entre los diez mandamientos uno para regir el trabajo.


 Además la biblia habla mucho del afán por obtener dinero, de la riqueza, de la actitud hacia ellas que nos puede llevar al orgullo y sustituir a Dios en nuestra vida.


Entonces podemos reflexionar que “Tanto el dinero como el trabajo son dos realidades relacionadas con nuestra vida cotidiana familiar.


1.- Hablaremos del dinero es una realidad que asigna valor a las cosas, es necesario para cubrir nuestras necesidades básicas, personales y familiares. Pero al mismo tiempo, es causa de grandes injusticias por no recibir un salario justo originando problemas en la vida familiar.


2.- En relación con trabajo, en un tiempo como el nuestro de crisis y cambios producido en la sociedad, existe mucha presión de parte de este mundo para que actuemos como la mayoría de las personas en cuanto al empleo.


El tema central NO es que tipo de empleo tienes.
¿CÓMO MIRAS TU TRABAJO? ¿CUÁL ES TÚ ENFOQUE EN LA VIDA LABORAL EN RELACIÓN CON DIOS Y TU FAMILIA?
Es un terreno fértil para crecimiento y servicio para Dios, tu familia y a los demás.


La primera cosa que hay que notar es que los empleados no deben tomar su identidad y autoestima de sus empleos, sustituyendo su relación con Cristo o verse a sí mismos como esclavos, sino como servidores.


Segundo: Nunca encontrarás el empleo perfecto porque tu trabajo nunca fue diseñado para ser el punto integral de tu vida.

Tercero: Cuando el trabajo se transforma en el centro de tu vida, te destruye (al igual que colocar otras personas y relaciones como tu punto central).


Él único punto central es Dios y estando en relación personal con Él podemos integrar el resto de la vida, incluido tu trabajo.


3. Desde el punto familiar enfocaremos lo que puede producir el exceso de trabajo o compromisos laborales que trae como consecuencia el agotamiento físico es común en las parejas por su deseo de obtener más dinero, tener dos empleos a la vez, estudiar una nueva profesión a tiempo completo, de tener un bebé, construir o de hacer reparaciones en la casa, y de comenzar un negocio, todo al mismo tiempo.

Suena ridículo, pero muchas parejas hacen exactamente eso y luego se sorprenden cuando su matrimonio se viene abajo. ¡El único momento en que se ven es cuando están agotados.


Es especialmente peligroso cuando el esposo abandona a su pareja porque tiene demasiados compromisos laborales, y la esposa está todo el día en casa en una profunda soledad que da lugar al descontento, depresión, que lleva  al fracaso y separación.


 La pareja Debe reservar tiempo el uno para el otro si quieren mantener su amor vivo y su familia unida.


Podemos concluir EMPLEO, DINERO Y FAMILIA SON MUY IMPORTANTES, pero debemos verlo como parte de nuestro ministerio para Cristo, ser respetuosos someternos, trabajar duro, mantener una buena actitud. 

Porque: Lo estás haciendo para Cristo como parte de tu testimonio.

Cristo te recompensará por ser su testigo pero también por administrador fiel, el dinero y tu empleo jamás deben sustituir a Dios y a su familia que son las prioridades esenciales de tu vida.




¿y tu què opinas?




Hasta hace cosa de un siglo, los hijos acataban el cuarto mandamiento como ley de Dios y, aun los más liberales, lo respetaban sin mayor contradicción. Imperaban normas estrictas de educación: nadie se sentaba a la mesa antes que el padre; nadie hablaba sin permiso del padre; nadie se levantaba si el padre no se había levantado: por algo era el padre...

La madre ha constituido siempre el eje sentimental de la casa, pero el padre era la autoridad suprema. Cuando el padre miraba fijamente a la hija, esta abandonaba al novio, volvía a vestir falda larga y se metía en su cuarto. A una orden suya, los hijos varones cortaban leña, alzaban bultos o se hacían matar en la guerra.

- Padre: ¿quiere usted que cargue las piedras en el carro y le dé de beber al buey?

¡Qué cosa grande era el padre!

Todo empezó a cambiar hace unas siete décadas, cuando el padre dejó de ser el padre y se convirtió en el papá. El mero sustantivo era una derrota. Padre es palabra sólida, rocosa; papá es apelativo para oso de felpa o perro faldero. Demasiada confiancita. Además -segunda derrota- "papá" es una invitación al infame tuteo. Con el uso de "papá" el hijo se sintió autorizado para protestar, cosa que nunca había ocurrido cuando el padre era el padre: - ¡Pero, papá, me parece el colmo que no me prestes el carro...!

A diferencia del padre, el papá era tolerante. Permitía al hijo que fumara en su presencia, en vez de arrancarle de una bofetada el cigarrillo y media boca, como hacía el padre en circunstancias parecidas. Los hijos empezaron a llevar amigos a casa y a organizar bailoteos y bebetas, mientras papá y mamá se desvelaban y comentaban: - Bueno, tranquiliza saber que están tomándose unos traguitos en casa y no en "quién-sabe-dónde". El papá marcó un acercamiento generacional muy importante, algo que el padre desaconsejaba por completo. Los hijos empezaron a comer en la sala mirando el televisor, mientras papá y mamá lo hacían solos en la mesa. Y a coger el teléfono sin permiso, y a sustraer billetes de la cartera de papá, y a usar sus mejores camisas. La hija, a salir con pretendientes sin chaperón y a exigirle al papá que no hiciera mala cara al insoportable novio y en vez de llamarle "joven Armando", como habría hecho el padre, lo llamara simplemente "Tato". Papá seguía siendo la autoridad de la casa, pero bastante maltrecha. Nada comparable a la figura prócer del padre. Era, en fin, un tipo querido, a quien acudir en busca de consejo o plata prestada. Y entonces vino "papi". Papi es invento reciente, de los últimos 20 o 30 años. Descendiente menguado y raquítico de padre y de papá, ya ni siquiera se le consulta o se le solicita, sino que se le notifica. - Papi, me llevo el carro, dame para gasolina...

A papi lo sacan de todo. Le ordenan que se vaya a cine con mami cuando los niños tienen fiesta y que entren en silencio por la puerta de atrás. Tiene prohibido preguntar a la nena quién es ese tipo despeinado que desayuna descalzo en la cocina. A papi le quitan todo: la tarjeta de crédito, la ropa, el turno para ducharse, la rasuradora eléctrica, computador, las llaves...Lo tutean, pero siempre en plan de regaño:- Que ruco estas ¿no papi? - ¡Papi, no me vuelvas a llamar "chiquita" delante de Jonathan Aquel respeto que inspiraba padre, con papá se transformó en confiancita y se ha vuelto franco abuso con papi: - Oye, papi ¿ cómo crees que voy a ponerme tenis que no sean "Niké" ... estas tacaño...?No sé qué seguirá de papi hacia abajo. Supongo que la esclavitud o el destierro. Yo estoy aterrado porque, después de haber sido nieto de padre, hijo de papá y papi de hijos, mis nietas han empezado a llamarme "papirrin”....

Enviado por :
Mariela Izaga
dizaga28@gmail.com


¿PORQUE  SE DEBE HONRAR A  LOS  PADRES?

En la época actual la familia está siendo redefinida, un valor que ha desaparecido al transcurrir el tiempo  es el respeto y la honra a los padres, primeras personas con las que se relaciona el ser humano  al nacer y crecer.
El valor del respeto y honra  familiar  es vital para lograr el buen funcionamiento del hogar, básico  para  restablecer el orden social humano establecido por Dios en un  sencillo mandamiento de”Honra a tu Padre y a tu Madre” (Éxodo 20:12).
En latinoamérica algunas personas se recuerdan de visitar, honrar a sus padres en ciertas fechas de celebración como el día del padre o de la madre limitándo a un obsequio.
El ataque a la familia y  respeto  paterno proviene principalmente de  los medios de comunicación con programas  y publicaciones, que no le dan valor a la familia y tratan de envenenar esta relación con la presentación de anti valores como deseables.
Éxodo 20:12. Se establece el primer mandamiento  horizontal para  establecer  relaciones ideales  con los demás, trata de dar respeto y honra a quien ha dado la vida, toda relación humana  parte de los padres. La sociedad donde los ciudadanos no honran a sus padres es una sociedad decadente, con tendencia será  desaparecer.
Los principios familiares, la religión todo comienza con los padres en el hogar existen diferentes formas de honrar a los padres una de ellas es la obediencia sin importar la edad. Moody dijo “He aprendido una cosa a lo largo de mi vida que el hombre y la mujer que deshonra a su padre y a su madre nunca prosperara”.
Otra forma de honrar a los padres es cuidar de ellos cuando están ancianos. Un mal social actual es el abandono de los ancianos a veces debido a la propia irresponsabilidad paterna, pero la biblia no especifica que los padres tienen que ser perfectos, pero sí que los honremos y respetemos.
La honra  es darles valor porque nos dieron la vida también implica darles agradecimiento   llevando una vida digna que ellos se sientan orgullosos de la vida ejemplar como hijos y ciudadanos.
Y finalmente demuéstreles agradecimiento por medio de visitas, regalos, ayuda económica,  en sus quehaceres y brindando la compañía de su presencia, no solo un Día al año por una celebración instituida por otras personas. 




La relación personal con Dios impacta nuestra vida.



Raisa B Linares

fundamentofamiliar@gmail.com

Al tomar la biblia como patrón y autoridad del estilo de vida que deseamos desarrollar, es necesario asumir como fundamento lo expresado en el libro de Génesis .1:26 que dice: y Dios creó al hombre a su imagen y semejanza los creo varón y hembra los creo.


Esta narración explica el inicio de la raza humana, diferencia de género, propósito y creador. Si aceptamos los principios de fe cristiana, asumimos la creación sin cuestionarla.


Sin embargo en la época actual de cambios bruscos y acelerados en la era de comunicación e información, es urgente informar al ser humano para que restablezca la conexión y relación interrumpida con el creador,


Partiendo de las necesidades del ser humano de: amor, seguridad, aceptación, interés genuino, admiración y relación. Encontramos que ninguna de estas necesidades puede ser satisfecha totalmente por otro ser humano.


Por otra parte Dios desea el compañerismo humano, y una relación reciproca de amor. Existe solo un medio de conexión y sucede cuando reconocemos las necesidades que tenemos y acercamos a Dios.


El medio únicamente es Jesucristo: él si satisface todas las necesidades humanas de: seguridad por medio de la Salvación, adoración, amistad y amor incondicional. Dios es omnipotente, pero nunca violará sus propios principios.


Espera tener la libertad de bendecirnos, darnos todo. Dios siempre quiere lo mejor para nosotros Él nos atrae en a Sí mismo para que podamos experimentar Su amor y compañerismo. Quiere una relación efectiva y fructífera e impactar la vida en todas las áreas de ella.

Podemos concluir que Tiene mucho sentido rendirse y buscar la direccion de  Dios en las decisiones personales, familiares, matrimoniales, porque cuando lo hacemos crece nuestra intimidad con Él y comenzamos a tener un impacto en todas las áreas de nuestra vida eternamente y en quienes nos rodean en el mundo.


SEMBRANDO EN LOS HIJOS


Los hijos son expuestos diariamente a variadas influencias fuera del hogar malas costumbres, filosofías, que predominan en el mundo actual, que pueden desviarlos del buen camino.



En la sociedad de hoy la tendencia familiar es vivir totalmente alejados de Dios, ignorando inculcar los principios y valores básicos del hogar, como lugar de preparación de hombres y mujeres para ingresar al complejo mundo que les corresponde vivir.



Por tal razón existe crisis, y desintegración familiar creada principalmente por el comportamiento, mal ejemplo de los padres a los hijos, que imitaran la conducta y estilo de vida observada, como base de su vida futura, repitiendo el error de vivir alejados de Dios.



Esto es igual a la siembra de una mala semilla, siempre va a producir mala cosecha, Sin embargo esta conducta puede ser alterada cuando se decide sembrar buenas cosas dentro del núcleo familiar y obtener una recompensa diferente



La influencia más duradera es la que ejercen los padres desde la familia y el hogar, pueden sembrar en el corazón de los hijos valores, instruirlos desde temprana edad por las sendas del bien, con temor a Dios, enseñanzas y creencias que guiaran el resto de su vida. En Proverbios 22:6 dice:”Instruye el niño en su camino que cuando fuere viejo no se apartara de él”



Las acciones que realizan los padres, en sembrar amor, fe sencilla, guiar a los hijos, compartir el tiempo, instruir, disciplinar forman el carácter, evitan que se corrompan con malas acciones, el ejemplo y las palabras de los padres son vitales para impactar sus vidas.



Es importante hoy más que nunca realizar los cambios necesarios en el estilo de vida familiar y seguir el plan diseñado por Dios, sembrar y dedicar tiempo para edificar a los hijos de acuerdo a los principios bíblicos.




CONSECUENCIAS MORALES DEL ADULTERIO




Mas el que comete adulterio, es falto de entendimiento: Corrompe su alma el que tal hace. (Proverbios. 6:32)El amor conyugal y la profunda relación en la pareja es vital para mantener la santidad sexual.


El adulterio rara vez sucede de repente, por lo general se trata de un proceso gradual, jugar con las pasiones reduce la sensibilidad espiritual, a pensamientos inadecuados, el temor a la mala acción se aleja y antes que la persona se dé cuenta viene la caída sexual.


David el vencedor de gigantes ilustra claramente la caída en adulterio pero también la fidelidad y restauración de Dios, quizás creamos que fue una calamidad instantánea. Después de todo, era un hombre conforme al corazón de Dios.


Tal vez digamos aparto la vista del camino un segundo y cayó en el adulterio. Pero no ocurre en un momento o en impetuoso impulso arranque de pasión. Se cae por acciones no confesadas que finalmente, en el momento crucial llegan a nublar su visión.


La inmoralidad sexual comienza con pequeñeces actitudes aparentemente sin importancia y hábitos insignificantes, quizás un exceso de caricias inocentes, fantasías con otra mujer, la lectura y chat inadecuadas, ver pornografía por revistas e internet, la fascinación con telenovelas, películas no recomendables.


Las pequeñas cosas hechas en oculto, sin confesar y reconocer que son malas pueden destruir, comienzan grietas en la vida espiritual, bloquean la comunión con Dios, dañan la estructura de la vida espiritual que debilitada se derrumba, causada por el adulterio es un cáncer que está dañando a la familia, hogares, los hijos, la iglesia y a la sociedad en general actual con el divorcio.


Podemos concluir de acuerdo a nuestra santidad sexual será nuestro éxito: Un hombre santo es un arma poderosa en la mano de Dios.


EL ÉXITO CONYUGAL


En la actualidad es difícil infundir optimismo hacia el matrimonio, por el aumento estadístico de los divorcios, rupturas y separaciones conyugales, creándose una visión pesimista del matrimonio aun dentro los grupos sociales más conservadores.

La estructura y base de una edificación es vital para que una construcción permanezca funcional al trascurrir el tiempo, así mismo la familia es la base estructural que sostiene a la sociedad, es el fundamento básico, e institución donde el ser humano nace, crece, desarrolla su máximo potencial.

Es la empresa y trabajo más importante emprendido por el hombre, influye en la en la conducta humana, desarrolla virtudes por medio de valores, motiva la confianza y seguridad en sí mismo.

Esta época se ha considerado que la familia está deteriorada, en crisis reflejo de la condición individual de sus miembros, una de las razones a considerar es la satisfacción de necesidades esenciales, amor, aceptación, sustituyendo y buscando otras actividades.

Para algunos expertos en el tema matrimonial consideran que existen fundamentos esenciales que permiten alcanzar el éxito en la relación de pareja y esta se inicia desde la fase del noviazgo.

El deterioro de la relación familiar de hoy ha originado familias conflictivas, irresponsabilidad conyugal, violencia domestica, vicios, que añaden problemas financieros

Es fundamental encaminar acciones para enfrentar la problemática con la acción y restauración de Dios, con la práctica de las pautas establecidas para el éxito familiar


Existen principios básicos establecidos en la biblia para lograr la restauración familiar, partiendo de lo recomendado por Pablo a los Efesios (5:21) de: “Estén sujetos los unos a los otros, por reverencia a Cristo”.

Esto quiere decir que establecer el orden diseñado por Dios “que cada uno de los miembros ocupe el lugar y cumpla las funciones establecidas, sirve inicialmente para lograr la armonía en el núcleo familiar”