viernes, 3 de septiembre de 2010

¿Cómo identificar la voz de Dios?


Leer: Hebreos.1:1-2. En tiempos antiguos Dios hablo a nuestros antepasados muchas veces y de muchas maneras por medio de los profetas. Ahora en estos tiempos últimos nos ha hablado por su hijo mediante el cual constituyo heredero de todas las cosas.

En el mundo en que vivimos existe mucha inseguridad, temor, desconfianza, diferentes discursos, por lo que es urgente escuchar la voz de Dios.

Existen dos extremos en ese discurso dentro del pueblo de Dios, unos creen que Dios hablo en el pasado solamente. Otra postura es que Dios se sigue comunicando con el ser humano, sin embargo, esto se utiliza desde ambos puntos de vista para manipular a otros, atribuyendo el mensaje a Dios.

La comunicación es un atributo de Dios, y tiene dos razones fundamentales para hacerlo. Dios se comunica por medio de la naturaleza, da prueba de su existencia, La segunda razón es para dar a conocer a su pueblo sus planes, propósitos.

Existen métodos específicos para establecer la comunicación; El testimonio interior puede ser el impulso de un saber, sentir una convicción interior espiritual, también por la buena conciencia que indica si la actuación y motivaciones son las correctas.

Pero para escuchar el mensaje solo es por medio de un corazón renovado, que facilita el desarrollo de los sentidos ejercitados para oír, ver, sentir o percibir de manera espiritual,

Para poder identificar y diferenciar la comunicación Divina, es necesario estar familiarizado con lo genuino, la vida en el espíritu.

Por lo general lo que Dios pide va contra el razonamiento lógico, circunstancias, personas y esto requiere fe en Dios y su palabra, La obediencia en su esencia significa oír para poner en práctica.

Es mejor equivocarse en lo que Dios pide dejar de hacer lo que se nos está pidiendo, todo esto requiere sensibilidad para seguir a Dios.

Podemos concluir que existen tres claves para oír la voz de Dios es esencial obedecer el mensaje recibido, andar en el espíritu, y movernos en fe.

1 comentario: