domingo, 20 de marzo de 2011

Tips para comienzar de nuevo


Uno de los grandes problemas en la sociedad actual es la condición de madre divorciada o soltera al enfrentar la crianza y crecimiento espiritual de los hijos.

En esa nueva situacion extraña a la que se enfrenta desorientada, con sentimimientos  expetativas y sueños rotos donde reina un caos lo primero  es asumir el rol nuevo y comenzar a ordenar de nuevo la vida familiar.
1.-Sin embargo en esta situación  no es facil , pero es necesario fijar las  nuevas prioridades dela vida personal y familiar que regiran en esa situacion y aferrarse en su cumplimiento, es necesario buscar la voluntad divina y renunciar a los deseos y sueños propios para dar importancia como prioridad principal la de ser madre, sin dejar que las necesidades de proveer interfieran con ella abandonando a los hijos por el trabajo.

2.-Es necesario que se esté abierta a este los cambios y se adapte a ellos aunque a veces sean grandes como un cambio de residencia, vivir con lo indispensable, confiar en la provisión de Dios para suplir sus necesidades familiares.

3.-Por lo general esta nueva situación civil lleva a asumir la responsabilidad de establecer las nuevas normas estrictas pero a la vez flexibles adaptadas a las nuevas necesidades.

4.-Rechace los sentimientos de revancha y venganza que traen a la vida sentimientos de amargura, evitando hablar negativamente de su ex pareja, los hijos necesitan sanar las heridas emocionales dejadas por el rompimiento de la relación familiar y superar las consecuencias nefastas de pertenecer a una familia disfuncional para que no interfieran al formar los hijos su familia en la edad adulta por tal razón es necesario que estos desarrollen buenas relaciones paternales y demás miembros familiares compartiendo los periodos vacacionales.

5.- Es necesario mantener y establecer las tradiciones familiares esto dará estabilidad dentro del os cambios producidos, como ambientes de la casa, manteniendo celebraciones y comidas especiales, además de las asignaciones y responsabilidades de ayuda hogareñas.

6.-Para llevar una vida normal dentro de lo que se puede en esta nueva situación es necesario llevar continuamente el dolor producido por la ruptura y soledad a Dios en oración, dar tiempo para que la pena desaparezca y no negarse a enfrentar la nueva vida con optimismo y evitar involucrar a los hijos en el dolor que se padece.

7.- En esta etapa es necesario cuidar la salud física, emocional elevando la autoestima .La crianza de los hijos sola produce desgaste en todos los ámbitos por lo tanto la oración pidiendo el discernimiento y la guianza divina es vital para tener el coraje de asumir esta responsabilidad sola. A veces la separación o el divorcio no es la vida que se ha planeado, pero por circunstancias de la vida es la que nos ha tocado vivir, entonces atesoremos los mejores momentos de ella sin dañar a nuestros hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario